Programa de reconocimiento «Somos ICV» redujo el índice de frecuencia anual de 1.50 a 0.52

Ingeniería Civil Vicente, ICV, es una empresa dedicada a la ingeniería, construcción y prestación de servicios a la gran minería. por más de 50 años han trabajado para organizaciones del ámbito público y privado, entregando un servicio de excelencia. Asimismo, a lo largo de su historia, siempre ha demostrado preocupación constante por sus trabajadores, motivo por el que hace casi 3 años atrás decidió iniciar con SAWA Incentive Marketing un programa de reconocimiento llamado «Somos ICV».

Este programa forma parte de una estrategia conjunta entre las áreas de Gestión de Personas y Comercial, que tiene la finalidad de inspirar y alinear a las personas en dirección a los objetivos de la empresa, siendo la fidelización y el reconocimiento, el eje central de esta cultura organizacional.

«Partimos con el programa de reconocimiento para dar a los trabajadores una visión distinta de la empresa. Queríamos fidelizarlos y reconocerlos, por eso necesitábamos apoyo para desarrollar el programa y cumplir los objetivos» comenta Pedro Pablo Ortiz, Subgerente de Operaciones de ICV.

Objetivo Principal

El objetivo principal de «Somos ICV» es fidelizar a los miembros de la organización a lo largo de todo Chile, inculcando una cultura de reconocimiento que destaque las buenas prácticas, siempre alineadas a los valores de ICV.

Además esta campaña se propuso promover el «Espíritu ICV» entre los trabajadores, con el objetivo de generar conciencia sobre la importancia de sus acciones en el desempeño de la empresa.

«El objetivo principal era que la gente se sintiera valorada y parte importante de la empresa. Para lograr esto, se reconocerían las buenas acciones de los trabajadores y se destacarían» agrega el Subgerente.

¿Cómo lo hicimos?

En octubre del 2012 partimos con «Somos ICV, y se ve». El objetivo en ese entonces era dar a conocer el programa entre los trabajadores y cimentar las bases de una cultura de reconocimiento, mientras que en la actualidad nos encontramos trabajando bajo el concepto «Somos ICV, seguridad y excelencia, un desafío de todos», con el que buscamos empoderarlos y resaltar que un trabajo correctamente realizado no sólo trae buenos resultados a la faena, sino a todo ICV.

Durante la campaña nos hemos comunicado con los participantes a través de una red social corporativa (Plataforma de Gestión de Productividad), SMS, afiches, volantes, adhesivos, revistas y visitas mensuales a distintas obras, consistentes en la presentación de un tema de seguridad y dinámicas lúdicas que tienen como objetivo el fortalecimiento del trabajo en equipo y la comunicación de los pares. Los participantes más activos, incluso pueden ganar premios.

Asimismo, hemos generado herramientas de reconocimiento que son utilizadas en el día a día. Algunas de ellas son los semáforos de seguridad, donde los mismos trabajadores destacan las conductas seguras y potencialmente riesgosas de sus compañeros y las cartillas de reconocimiento, instancia que consiste en completar un afiche con estampillas. Estas últimas son entregadas por los supervisores a quienes realicen acciones alineadas con los valores de ICV. Posteriormente, a quienes completan dicha cartilla se les entrega una piocha que los reconoce como embajadores de Somos ICV en faena.

Por otro lado se llevan acabo reuniones quincenales con ICV para programar las visitas y definir los contenidos que serán difundidos en ellas y en las revistas. Cabe destacar que en estas instancias es cuando se baja la información técnica que la empresa quiere destacar a través de nuestros embajadores en cada faena. Ellos reciben la información y luego la pasan a la línea de supervisión, quienes posteriormente la derivan a los trabajadores. Por lo tanto, aunque el desafío logístico de llegar a todo Chile es difícil, de esta manera podemos hacerlo transversalmente a toda la organización.

Resultados

El programa Somos ICV ha sido implementado en todas las faenas de mayor envergadura y es ampliamente reconocido como otra forma de apoyo a la gestión de la seguridad. Asimismo, hemos sacado adelante uno de los principales desafíos; obtener credibilidad frente a los especialistas, reto que logramos entregando información técnica de calidad, gracias a un trabajo en conjunto con el departamento de prevención.

«A través de las renovaciones de cada etapa de la campaña, la gente se ha ido sorprendiendo y también re-encantando. Hay buena acogida e interés de que exista la campaña» cuenta Pedro Pablo

  • 75 visitas distribuidas en 10 faenas
  • Más de 600 colaboradores reconocidos
  • El índice de frecuencia anual bajó de 1.50 a 0.52

Aprendizajes

  1. Un programa de reconocimiento puede ser aplicado a cualquier rubro y entorno de trabajo, en la medida que nos provean de la información necesaria para llevarlo acabo.
  2. La información debe fluir en forma permanente para estimular las buenas prácticas y corregir las desviaciones.
  3. El involucramiento de las jefaturas ha sido clave para el éxito del programa.
  4. Se necesita mucha prolijidad y apoyo en el tratamiento de temas técnicos relativos a la seguridad y gestión en faena.
  5. Complementar las charlas técnicas de seguridad y gestión con actividades lúdicas, nos hace obtener mejores resultados en el aprendizaje de los temas planteados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *